Ser y Estar

Es demasiado tarde para ser ayer y demasiado pronto para ser mañana.
Vuelvo a notar que la clave de casi todo es estar presente aquí y ahora, conmigo y con quien me acompaña.

Intuyo que la clave del resto está en saber retirarme a tiempo 
para elegir un lugar mejor.

Cuando soñé tantra

...aquella noche soñé con la valentía. 

Se dibujaba invisible en nuestros cuerpos mientras se fundían, cómplices 
para sostenerse
para subir juntos al cielo y volar
Y ayudarnos después a bajar 
a dormir el uno en el otro.


Soñé con la confianza. 
Cobraba vida en nuestras manos
que buscaban entrelazarse 
para jugar, darnos placer
y complementar nuestra fuerza...
para amarnos incondicionalmente 
mientras caminamos juntos hacia lo incierto.

Pero entonces desperté 
y me encontré a la pena de frente
Valentía y confianza se habían pirado 
ofendidas al no encontrar
ni cuerpo ni alma de mi amor, 
que ahora negaba conocerlas, aceptando a cambio una vida sin amor y sin norte.

Entonces alzé mis manos 
y lancé infinitos lazos invisibles 
que aún hoy viajan por el cosmos 
haciendo cosquillas a esos seres 
llenos de conciencia y amor.




Te veo, te siento, te honro




Em crema el foc que porto dins
ara que sé que m'apago
i hauré de marxar
sense poder tornar a acariciar-te.

No em permets ni abraçar-te
i el que queda de mi són brases.
Em debilita tant no poder besar-te 
ni tan sols per acomiadar-me...

Però guardo en mi la intensa llum
d'aquest gran amor que encara sento
i tendrament m'enduré més enllà,
des d'on seguiré estimant-te.

Et veig, et reconec, et respecto, t'honro,
et rebo, et saludo... 

Conecto amb tu.