Canvis

Cuesta mirarse al espejo
cuando te despides de ti misma.
Y un peso te quitas de encima
porque ya no te echas de menos.

Y el invierno te llega ya a las rodillas
cuando acabas por ver que seràn otr@s
quienes añorarán tus antiguos esfuerzos.

Yo sigo aquí, aunque hablo y publico menos.